Escapada agrochic al Hotelito de Navaluenga

A orillas del río Alberche, en el valle que enfrenta las sierras de Gredos y Ávila, existe un precioso proyecto con mucha alma. Se trata de El Hotelito de Navaluenga, un coqueto hotel rural de estilo agrochic e irresistible espíritu familiar, desde el que descubrir una de las zonas geográficas más exuberantes de España.

El Hotelito de Navaluenga

Fotografía de Juan Carlos Ruiz

Regentado por Cándido y su mujer, Christina, una estilosa danesa de porte parisino y pasión española, El Hotelito es un establecimiento de tres estrellas que se caracteriza por su sencillez y comodidad. Los grandes ventanales de suelo a techo en espacios comunes y habitaciones permiten la entrada de gran luminosidad, así como la integración de la naturaleza con el edificio. Gracias a ello puedes abstraerte con sus vistas a las montañas, la hermosa puesta del sol y la contemplación de las estrellas, que parecen más cercanas que en ningún otro lugar.

Respetuoso con el medio ambiente sin renunciar al confort, usa materiales sencillos como el hormigón pulido, el hierro, la madera y el cuero, creando un armonioso conjunto que recuerda al mundo hípico del que Cándido y sus hijos son especialistas. El mismo ambiente, relajado y acogedor, también se respira en sus 12 habitaciones de sencilla pero acertada decoración, en la que el menos siempre es más.

El Hotelito de Navaluenga

Fotografías de Juan Carlos Ruiz

A hora y media al oeste de Madrid, es un punto estratégico desde el que visitar Ávila, Segovia, Toledo y Salamanca, todas ellas declaradas ciudades Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Está enclavado entre la Reserva Natural del Valle de Iruelas y el Parque Regional de Sierra de Gredos, una situación privilegiada que permite disfrutar de la naturaleza todo el año, desarrollando actividades como paseos en bici, golf, senderismo, rutas ornitológicas y micológicas o astronomía, y todo ello acompañado de tu mascota, ya que es un establecimiento pet friendly.

En verano, el cercano pantano del Burguillo invita también a disfrutar de deportes acuáticos. Y de forma puntual, o bajo demanda, El Hotelito propone también un catálogo de interesantes actividades, como curso de fotografía de caballos o aves protegidas; taller de cetrería; de encuadernación; catas de vinos locales, cervezas artesanas o quesos de autor; origami, paintball, etc. Pregunta por las fechas.

El Hotelito de Navaluenga

Fotografías de Juan Carlos Ruiz

El Hotelito. Colonia La Chinita s/n 05100 Navaluenga · Ávila // T. +34 920 043 005 // www.el-hotelito.es

    Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *